martes, 16 de noviembre de 2010

Tacones e hiperactividad


Tengo una amiga a la que el médico le ha recomendado que se compre tacones para que vaya más despacio por la vida. 
Es muy, muy activa y sufre alguna dolencia que otra. Necesita reposo y a ella no hay quien la pare. La cosa no es de broma. Me lo contaba el otro día mientras nos probábamos dos zapatones de la madre mía que me la voy a dar. Yo que soy plana (es decir, que siempre voy con zapato-bota-sandalia extra plano, no que sea una persona plana o de poco relieve) me estaba introduciendo en un mundo nuevo. No me refiero solo al de los tacones “agárrame que vienen curvas y me mareo” sino al de los consejos médicos. Quizás sea un nuevo estilo de receta sanitaria: el sentido común tiene forma de  zapato de tacón. Habrá que decírselo a Leire Pajín, la nueva ministra de Sanidad, por si le sirve ahora que está buscando cómo ahorrar costes en la sanidad pública. Seguro que lo de los tacones le va.

La foto es de mi colega Beatriz Orduña, toda una artista.  

4 comentarios:

Antonio Aramayona dijo...

Enhorabuena por el texto y la fotografía. Enhorabuena también por y a la pierna fotografiada.

Anónimo dijo...

Muy bueno el texto!!! jajajaja

News dijo...

Para luchar contra el cambio climático supongo que habrá que evitar los Tacones Lejanos. Por último desearía saber, ya que no se especifica en el blog, si los tacones deben ser de los finos o gruesos. La brillante fotógrafa parece indicarnos de los gruesos.

Marga dijo...

Así me gusta!!! Con un par!! De tacones o de lo que sea!! Muy bueno!!