miércoles, 15 de diciembre de 2010

Hacia dónde...?

Un buen ejemplo de cuando no sabes qué rumbo tomar en tu vida. O de que hay múltiples direcciones. O de que todas están en el mismo punto de partida.

Londres. No recuerdo la dirección. 

4 comentarios:

Marga dijo...

Soy un cruce de caminos,soy mil noches sin dormir.
La culpa soy yo mismo y tengo miedo a compartir
y aunque ahora este cerrado estoy luchando
por sentirme mas querido por mi mismo
y poder salir...

Anónimo dijo...

Pues es el viejo enigma del Tao oriental. Si escoges la senda equivocada debes volver al punto del inicio y coger la senda que debistes tomar. Una síntesis entre libertad humana y determinismo en el camino hacia el infinito que es dificil resolver de forma precisa.
Pachucho

Hache dijo...

Un mar infinito de posibilidades, ¡escoge una!

Pilita dijo...

Que no hay sendas equivocadas, mujer, tú escoges una, la que te apetezca, si al arato no te lleva donde querías ir, marcha atrás y ya está, sin dramas.

Besotes